26 de mayo de 2011

Lady Gaga - Born This Way




Esta semana sale a la venta el nuevo disco de Stefani Germanotta y ya se sabe que debutará en el primer puesto del Billboard, oseasé, la lista de ventas de USA, oseasé, la más importante del mundo.

Yo tengo que decir que menos mal que ya no soy fan de esta señora, porque si no, estas portadas que ha hecho me hubieran sentado como una patada en el culo. Primero pensé que se trataba de una broma, pero al final ha resultado ser cierto. Horrible. Simplemente. Había otras maneras de simbolizar que ella es un vehículo de la voz de sus fans sin tener que convertirse en motocicleta. Y por si no tenías suficiente con ese desastre de Photoshop (hay hasta un error con su pelo si lo miras de cerca), la portada de la edición Deluxe es el primer plano de esa mueca tan terrorífica.

Dejando todo esto a un lado, por fin hemos podido escuchar lo que ella misma prometió que iba a ser el disco de la década (sí, aún quedando nueve años para que termine). ERROR. No puedes decir eso de ti misma, al igual que no fue correcto decir que el single BTW era un himno para los gays. Es la gente quien decide eso. Lo único que ha conseguido es aumentar las expectativas de la gente, que por si no estaban suficientemente altas, ya eran casi imposibles de superar después de The Fame Monster.


El single Bore This Way fue toda una decepción, porque aunque el mensaje transmitido estuviera muy bien, musicalmente era un gran cambio para ella. Apesta a mediocridad. Ahora, después de haberlo escuchado cien veces ya se te queda, pero nada más.

http://youtu.be/wV1FrqwZyKw

Cuando escuchamos Judas algo de alivio nos llevamos al comprobar que RedOne no se había perdido en su reparto diario a domicilio de canciones a otros artistas. El estilo TFM seguía vivo, pero este segundo single no dejaba de ser un intento fracasado de asemejarse a Bad Romance. De nuevo por intentar demasiado a la fuerza hacer que algo encaje, las ventas están siendo nefastas porque no ha convencido, y es por ello que ha pasado directamente al tercer single, al ver su buena acogida en iTunes.

http://youtu.be/wagn8Wrmzuc

The Edge Of Glory es un tema sin pretensiones, a diferencia de sus otros dos singles. No pretende parecerse a nada ni ser ningún himno. Es una canción que no suena a nada parecido que haya hecho antes y que es igual de buena en la versión del álbum como en versión piano, cuando la interpreta en directo. Esta canción avivó la esperanza que aún me quedaba en alguna parte de que quizá me pudiese gustar el disco entero.

http://youtu.be/S08KonZiew4


Pues bien, cuando escuché el álbum por primera vez me resultó bastante indiferente. Suena todo parecido. Muy 80s-90s. No me llamó la atención en especial ningún tema. Es más, tuve que ir pasando porque se me hizo eterno. En definitiva: no hay grandes hits o temazos como en TFM que te hagan subir la música a todo volumen y que nada más escucharlos sabes que te va a encantar. Es un trabajo más homogéneo.

Este sentimiento de decepción era inevitable después de todo el hype en torno a este disco. Ella misma ha sido la culpable de generar tantas expectativas y TFM fue su punto álgido. Es prácticamente imposible de superar.

Así que, como decía antes, si quitamos todo ese bolo en torno al álbum y lo escuchamos sin prejuicios, a la tercera escucha ya notas como algunas canciones empiezan a crecer en ti. ¡Es un grower! No tiene ritmos rotundos que te hagan saltar de la silla o que te pongan los pelos de punta, pero poco a poco va mejorando.


No es que me encante, de momento, pero no me ha dejado tan mal sabor de boca como esperaba. Por ahora lo voy escuchando y me va gustando.

Decir que los bonus track de la edición Deluxe son ABSOLUTAMENTE prescindibles y alargan el álbum innecesariamente. Entiendo que sea un regalo para los fans y entiendo que después de componer un montón de canciones le dé pena deshacerse de algunas, pero hay que saber lo que tiene el nivel para entrar en el tracklist y lo que se tiene que quedar guardado en una caja, en un oscuro almacén, para no ser nunca escuchado.

Por otra parte, Gaga tiene un problema con alargar las cosas. Ya no sólo los vídeos, si no las canciones. Que casi todas sobrepasen los cuatro minutos y algunas los cinco se hace muy pesado. Yo hubiera recortado algunas.

Dando un repaso rápido corte por corte, Marry The Night está creciendo en mí. Government Hooker (tiene obsesión por las prostitutas esta mujer) es muy rara y el estribillo es un poco desagradable, pero se aprecia el intento de cambiar un poco la monotonía del disco. Americano me gusta, sorprendentemente. Parece como una canción rusa o algo así, aunque habla de la inmigración latino-americana. Hair me encanta. Scheibe me gusta y Bloody Mary también. Bad Kids es la única que quitaría porque suena a relleno y a descarte de esos que se filtraron antes incluso de The FameHighway Unicorn (Road To Love), Heavy Metal Lover y Electric Chapel están bien. Para el final están bien. You And I nunca me ha gustado, así que ni con efectos raros en versión estudio me iba a gustar. Y TEOG simplemente me encanta.


Dicho todo esto, he leído opiniones muy variadas sobre el disco y cada una es más dispar que la anterior. Ni los fans se ponen de acuerdo. Algunos odian las canciones que otros ponen por las nubes y viceversa. Por supuesto los talifanes ya están diciendo que es el disco de la década, pero bajo mi punto de vista es un título que le queda muy muy grande. Si se escucha sin prestar atención a todo el bombo que se le ha dado, es un disco bien. Ni más ni menos. Quizá crezca en mí, pero no es esa gran obra de arte que todos esperábamos. Que las letras ahora tienen más profundidad y cada tema tiene su mensaje, sí, pero como dije con BTW, eso no es excusa para dejar de lado la producción o composición. Lo ha intentado abarcar todo y eso no se puede hacer.

Muchos fans están decepcionados y otros lo están saboreando. Las ventas están yendo bien porque Lady Gaga se ha labrado una buena base de fans que van a tragar con todo lo que haga, pero como esto no cambie, veremos cómo le va con el siguiente disco. Yo de momento me mantengo en un punto de indiferencia  y seguiré escuchando el álbum. ¿A vosotros qué os ha parecido?